OSTEOPOROSIS

La osteoporosis es una enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y más propensos a romperse (fracturarse).

Causas

La osteoporosis es el tipo más común de enfermedad ósea. La osteoporosis aumenta el riesgo de romperse un hueso. Aproximadamente la mitad de todas las mujeres mayores de 50 años tendrá una fractura de cadera, de muñeca o de vértebras (huesos de la columna) durante su vida. Las fracturas de columna son las más comunes.


Su cuerpo necesita los minerales calcio y fosfato para formar y mantener huesos saludables.

• A lo largo de su vida, su cuerpo sigue tanto reabsorbiendo el hueso viejo como creando hueso nuevo.
• Siempre que su cuerpo tenga un buen equilibrio de hueso nuevo y viejo, sus huesos se mantendrán saludables y fuertes.
• La pérdida ósea sucede cuando se reabsorbe más hueso viejo que el hueso nuevo que se crea.

En ocasiones, la pérdida ósea sucede sin una causa conocida. Otras veces, la pérdida ósea y los huesos delgados son hereditarios. En general, las mujeres de raza blanca de la tercera edad tienen más probabilidades de presentar pérdida ósea. Los huesos frágiles y quebradizos pueden ser causados por cualquier cosa que haga que su cuerpo destruya demasiado hueso o que evite que su cuerpo forme suficiente hueso nuevo. Conforme envejece, su cuerpo puede reabsorber calcio y fosfato de sus huesos, en lugar de mantener estos minerales en ellos. Esto hace a sus huesos más débiles.

Un riesgo significativo es no contar con suficiente calcio para formar nuevo tejido óseo. Es importante comer suficientes alimentos altos en calcio. También necesita vitamina D, porque esta le ayuda a su cuerpo a absorber el calcio. Sus huesos pueden volverse quebradizos y tener más probabilidades de fracturarse si:

• Usted no come suficientes alimentos con calcio y vitamina D.
• Su cuerpo no absorbe suficiente calcio de la comida, como puede suceder después de una cirugía de derivación gástrica.


Otras causas de pérdida ósea incluyen: • Una disminución del estrógeno en las mujeres en el momento de la menopausia y una disminución de la testosterona en los hombres al envejecer.
• Estar postrado en una cama debido a una enfermedad prolongada (afecta principalmente los huesos de niños).
• Tener ciertas afecciones que causan mayor inflamación en el cuerpo.
• Tomar ciertas medicinas, como determinadas medicinas anticonvulsivas, tratamientos hormonales para el cáncer de próstata o de mama y medicinas esteroides que se tomen por más de 3 meses.

Otros factores de riesgo incluyen:
• Ausencia de periodos menstruales por mucho tiempo
• Antecedentes familiares de osteoporosis
• Tomar una gran cantidad de alcohol
• Bajo peso corporal
• Tabaquismo
• Tener un trastorno alimentario, como anorexia nerviosa